Get it on Google Play

Cronos Mar del Plata

Colillas de cigarrillos contaminan las playas argentinas

Desde 2017 en Ángeles Verdes abordamos la problemática de las colillas en la costa atlántica argentina. En estos años, dado las jornadas de limpiezas en playas y urbanas, hemos detectado que las colillas son el principal residuo contaminante en las costas del mundo entero y el residuo más abundante encontrado en la vía pública.

Actualidad Isabel Natalia Muñoz 25 de enero de 2023
colillas

  Tanto en PERSONAS como AMBIENTALES, dañando la NATURALEZA Y LOS ANIMALES.

Por el ello creamos la CAMPAÑA PLAYAS LIBRES DE COLILLAS. Donde promovemos la educación, concientización de personas fumadoras y propuestas locales concretas.

  Entendemos que no solo las personas fumadoras son responsables, junto con el Estado, sino también las empresas tabacaleras que generan un residuo tóxico, altamente peligroso y contaminante, obteniendo grandes ganancias redituables para las mismas, pero no así para el ambiente, las personas y las demás especies. Invitamos a las empresas multinacionales y multimillonarias, a hacerse cargo de lo que crean, venden y lucran. 

Para ello Argentina cuenta con el Artículo 41 de la Constitución Nacional que expresa que: "Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano" y la Ley Nacional Nº 20.248 de Salud Pública de "Protección del Ambiente Humano y Contaminación Ambiental", sobre fuentes capaces de producir contaminación atmosférica, afirma que el humo de tabaco es considerado un contaminante ambiental.

 

 Colillas de cigarrillos

 

 En una de las tantas limpiezas de playas que llevamos a cabo desde hace 6 años, juntamos manualmente, entre varias personas durante 1 hora, la cantidad aproximada de 10.000 colillas de cigarrillos.

 Se estima que cada una de ellas contamina 70 litros de agua, por lo cual en cada recolección de colillas “salvamos” litros y litros de agua potable.

 Los animales tampoco quedan fuera de la contaminación; muchas aves usan la colilla como recurso para crear sus nidos; otras especies marinas ingieren las colillas como alimento “que les da el océano” sin saber que es un tóxico arrojado por el humano. Los albatros por ejemplo son de las principales aves marinas amenazadas por los residuos.

 

  Los animales no solo padecen la contaminación de las colillas arrojadas en la vía pública y en playas, sino que también son usados como objeto para testear el daño de los cigarrillos para los humanos. Para esta atroz tarea se utilizan principalmente: monos, ratas y perros.

 

 

  Los espacios verdes arbolados, bosques, pastizales, entre otros, también padecen incendios con severos daños ambientales muchas veces irreversibles, por colillas arrojadas mal apagadas, que ponen en riesgo los bosques y animales que ahí viven.

 

  

  La campaña Playas Libres de Colillas se propone facilitar la información a la población, a través de talleres, charlas y vía internet, como los siguientes afiches, que también son adquiridos por comercios de la ciudad, para compartir la información con su clientela.

 

            

El filtro del cigarrillo:

  La principal función del filtro de cigarrillo es retener las sustancias químicas presentes en el cigarrillo que resultan nocivas para la salud. Esta retención es lo que produce que el filtro, una vez utilizado, contenga componentes altamente contaminantes, lo que lo convierte en un residuo peligroso. El filtro también se encarga de enfriar el humo para que se inhale más fácilmente.

 

  Entre el 80% y el 97% de los filtros fabricados alrededor del mundo están hechos a base de acetato de celulosa. El acetato de celulosa es un polímero artificial que se obtiene tomando celulosa natural de la madera o el algodón y se trata con ácido acético, dióxido de titanio y triacetato de glicerina mediante un proceso industrial, en el que se incorporan las características clásicas de un filtro de cigarrillo. La celulosa acetilada forma un conjunto de fibras más finas que los hilos de coser, de color blanco, embaladas juntas, de manera tal que tienen la apariencia de algodón. Este polímero tiene la capacidad de retener los metales pesados y otros compuestos generados en la combustión del cigarrillo.

 

  Se estima que el humo de tabaco contiene unos 7.000 componentes, de los cuales casi 70 son sustancias cancerígenas, tales como arsénico, benceno, berilio, butadieno, cadmio, cromo, óxido de etileno, níquel y cloruro de vinilo. 

 Imagen2

  

  Además, el tabaco puede absorber y acumular compuestos radiactivos en cantidades riesgosas para la salud, como el plomo y polonio, que pueden estar presentes en suelos contaminados y en los fertilizantes aplicados. Esto sucede porque la estructura de las hojas de tabaco es especialmente eficiente en absorber estos compuestos. Todas estas sustancias son adsorbidas por el filtro y permanecen en la colilla. Se ha demostrado también que las colillas pueden retener una parte de los insecticidas usados en la planta del tabaco previo a la cosecha.

   El alquitrán es una sustancia química que se produce cuando se quema el tabaco y contiene la mayoría de las sustancias químicas que podrían causar cáncer y otras sustancias químicas nocivas del humo de tabaco. Junto con los metales pesados y los insecticidas, son los componentes tóxicos más comunes presentes en las colillas.

  Los metales pesados tienen impacto directo en los organismos por su alto índice de reacción con compuestos orgánicos. Resultan tóxicos al ser absorbidos o ingeridos ya sea por plantas, animales o bacterias. Los filtros retienen estos compuestos al momento de fumar, con lo cual, cuando la colilla es arrojada al ambiente, estos metales pesados contaminan las tierras, aguas, aire y biota con los que entran en contacto. Algunos de los componentes químicos procedentes de las colillas que se

liberan en el aire son aluminio, bronce, níquel, bario, hierro, estroncio, cromo, plomo, estaño, cadmio, manganeso y zinc y pueden tener impactos negativos en diversos organismos e incluso en las personas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Son amplios, severos y graves los daños de fumar y arrojar colillas a la vía pública, invitamos a las personas a compartir la información para lograr la concientización que deseamos ver en el mundo.

 Y si querés sumarte a la próxima Jornada Socioambiental sobre Colillas, te invitamos este martes 24 de enero a las 17.30 horas en el Paseo Jesús Galíndez, en la Playa Deportiva de la MGP, en Playa Varese, Mar del Plata. 

 Todas las actividades de Ángeles Verdes son libres y gratuitas a cargo de voluntarias/os ad honorem. Para todo público, incluido infancias.

 

  

Más info vía WhatsApp: 223 501 9726

Instagram: @angeles_verdes

 

                                                                                                                                  Isabel Natalia Muñoz

                                                                                                                                  Educadora SocioAmbiental

                                                                                                                                  Fundadora de Ángeles Verdes

 

 

 

Te puede interesar

¿Y ahora qué hacemos con la propaganda?

Tal y como ocurrió con el cine, las instituciones no parecen dispuestas a intervenir en el sector de los medios digitales, incluso tras conocerse que algunas empresas han sido acusadas de haber permitido la difusión de campañas de manipulación capaces de influir en importantes eventos electorales.

publicidad-digital

Las finanzas, mejor verdes, responsables y sostenibles

El sector financiero en sí mismo no es especialmente contaminante porque lo conforman empresas de servicios con un relativo impacto ambiental directo. No obstante, se le considera corresponsable de los efectos provocados por las actividades de las empresas y clientes a los que financia.

finanzas-amelat

Lo que no sabías del tomate: Se creyó que era venenoso y mataba a quien lo consumía

El tomate es uno de los alimentos más consumidos de la sociedad. Es el ingrediente perfecto para comerlo en crudo, mezclar en ensaladas, salsas de tomate, pastas, sopas e infinidad de recetas. Pero, ¿lo sabemos todo sobre el “oro rojo” que levanta pasiones entre los paladares de más de medio mundo? ¿Sabías que durante un tiempo se consideraba peligroso?

?w=1600&i=1675338082874

El gato imitador que copia lo que haces

Una gata de 11 años llamada Ebisu, es el primer gato doméstico (Felis catus), en demostrar que, al igual que los perros, también es capaz de imitar a la orden las acciones que realiza un humano.

educador-gatos-1