Get it on Google Play

Cronos Mar del Plata

Árboles de Navidad a prueba de mascotas

¿Crees que poner el árbol de Navidad es incompatible con tu gato? En este artículo contamos porque nuestras adorables mascotas la lían con los árboles de Navidad y cómo puedes evitarlo.

Curiosidades Por: Nancy Maulin 04 de diciembre de 2022
gato-arbol-navidad

Son árboles: los gatos, desde siempre, han escalado los árboles. Simplemente porque son felinos, y el instinto escalador está en su ADN.
Luces que tintinean: las luces que se mueven llaman muchísimo la atención de las mascotas. ¿Alguna vez has visto un gato volverse literalmente loco, detrás de un puntero láser? Son su perdición. Pero, déjame decirte, que este juego del láser para los gatos, es arriesgado ya que cuando un gato persigue algo (en este caso, la luz) y nunca consigue atraparla, sus niveles de estrés  se elevan muchísimo y sienten una enorme frustración. 
Adornos que se balancean: ¿conoces las cañas de juego para gatos? Son como cañas de pescar que puedes mover despertando el instinto cazador del gato. Son súper divertidas y lo más recomendable es que permitas de vez en cuando que tu gato atrape el “cebo” entre sus patitas para evitar la frustración y el estrés del que hablamos con el juego del láser.


Olor: si el árbol es natural, el propio olor tendrá un efecto atrayente para tu gato. ¿Conoces la hierba gatera con que se rocían los rascadores para gatos?

Peligros de un árbol de navidad para la mascota
Agujas de pino: si tu gato o perro ingiere las agujas del pino, estas, podrían clavarse en su sistema digestivo. Desde la boca, esófago, estómago o intestino.
Bolas decorativas: para muchos perros consisten en ua divertida pelota con la que jugar, pero puede ocasionar cortes si se rompe.
Cables de luces: los cachorros especialmente curiosos y en proceso de dentición podrían morderlos. Pero además, cualquier otra mascota, podría tropezar o engancharse con el cableado.

¿Cómo consigo que mi gato no destroce el árbol de Navidad?

1. Haz el árbol menos interesante para el gato y, a la vez, menos peligroso

Base firme: de manera que el árbol no vuelque.
Adornos que no cuelgan: coloca los adornos de manera que no queden colgando. Por ejemplo, pegados a la rama.
Material no atrayente. En este aspecto, aunque es menos sostenible, es mejor un árbol de plástico que natural. 
Cable oculto: protege el cableado. Cúbrelo y coloca el sobrante bajo una alfombra, o bien pegado a la pared.

2. Lograr que tu gato no se acerque

Cítricos: los cítricos son olores que no gustan mucho a los gatos. Plantéate hacer unas bolsitas decorativas para el árbol de navidad, con limones y naranjas, para reducir su interés por el árbol.

3. Ofrecerle alternativas más interesantes

Rascador: un rascador para gatos extra, que coloque solo en época navideña, le generará un especial interés gracias a la novedad.
Juguetes: ofrécele a tu gato juguetes novedosos o interactivos de modo que su única atracción no sea el árbol.

4. Tiempo y planificación

Para preparar un ambiente enriquecido para tu mascota en época navideña, de manera que no fije toda su atención en tu decoración, necesitas tiempo y planificación. Empieza hoy, mejor que mañana.

El sector de las mascotas es un mercado aún en auge, y cada vez existen más productos para las mascotas que se integran a la perfección con nuestra decoración. 

Puedes tener en tu salón sus cuencos para el agua o su cama, sin desentonar con el resto del mobiliario.
Rascadores con forma de árbol de navidad, camas con motivos festivos y hasta disfraces para mascotas son frecuentes hoy en las tiendas. 

Pero ojo, si quieres disfrazar a tu mascota de papá noel o reno, debes dedicar tiempo suficiente a su habituación al disfraz mediante el refuerzo positivo.  Por ejemplo, para acostumbrar a tu perro a un disfraz actúa secuencualente, de este modo:

Enséñale el disfraz y dale comida.
Acércate el disfraz y dale comida.
Colócale el disfraz por encima y dale comida.
Que meta la cabeza y dale comida.
Que meta una pata y dale comida.
Ponle el disfraz y juega con tu perro.
Ponle el disfraz y dale su comida.

Te puede interesar

Las finanzas, mejor verdes, responsables y sostenibles

El sector financiero en sí mismo no es especialmente contaminante porque lo conforman empresas de servicios con un relativo impacto ambiental directo. No obstante, se le considera corresponsable de los efectos provocados por las actividades de las empresas y clientes a los que financia.

finanzas-amelat